Se abre el plazo para la presentación de la declaración de la renta 2015: Novedades que afectarán a la próxima beca

Se abre el plazo para la presentación de la declaración de la renta 2015: Novedades que afectarán a la próxima beca

Desde hoy 6 de abril, y hasta el 30 de junio, está abierto el plazo para la presentación de la declaración de la renta del año 2015 para aquellos que la vayan a realizar por vía electrónica a través de Internet (el plazo se abre el 10 de mayo para los que la presenten por otro medios).

En esta declaración se reflejarán las rentas obtenidas durante el año 2015, y servirá de base para el cálculo de la renta y patrimonio familiar en las próximas becas del MECD del curso 2016/2017, que como todos los años se podrán solicitar a partir de agosto.

Como veremos a continuación, en determinados casos estamos obligados a presentar la declaración de la renta, por lo que si no la hacemos nos encontraremos con la beca excluida por “falta de información fiscal”. Por este motivo, y para evitar retrasos en la tramitación de las próximas becas, os mostramos algunas de las novedades y de los aspectos más relevantes a tener en cuenta:

Las reducciones en las rentas del trabajo

La principal novedad en la declaración de la renta de este año, y la que posiblemente tenga más influencia en la cuantía de la beca, es la modificación en las reducciones por las rentas del trabajo.

Hasta ahora, para calcular los rendimientos netos del trabajo, a los rendimientos que obtenía todo trabajador se les aplicaban las siguientes reducciones en función de sus ingresos:

reducciones2014

Este año, “todos los trabajadores”, con independencia de sus ingresos, podrán deducirse como gasto la cantidad de 2.000 euros (casilla 016 – Otros gastos), pero se modifican el resto de reducciones, a las que solo tendrán derecho los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo inferiores a 14.450 euros. Las reducciones quedan de la siguiente forma:

reducciones2015

Por lo tanto, los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo superiores a 14.450 euros, no tendrán otra deducción, sólo la genérica de 2000 euros.

En definitiva, el resultado  variará respecto a años anteriores, afectando al cálculo de la renta disponible para las becas del próximo curso.

¿Quién tiene la obligación de declarar?

Están obligados a declarar todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

1. Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:

  • Siempre que procedan de un solo pagador.
  • Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.

El límite se fija en 12.000 euros anuales en los siguientes supuestos:

  • Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
  • Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  • Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  • Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.
Esta es una de las novedades este año. Se eleva la obligación de declarar de 11.200 euros, a 12.000 euros cuando las rentas procedan de más de un pagador.

2. Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.

3. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan en 2015 rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

Importante:
Debemos realizar la declaración de la renta si estamos obligados a ello. Si no la hacemos la beca será excluida por falta de información fiscal.

¿Quién puede presentar la declaración conjunta?

Las personas integradas en una unidad familiar pueden optar, si así lo desean, por declarar de forma conjunta. A efectos del IRPF, existen dos modalidades de unidad familiar:

1. En caso de matrimonio:

Es unidad familiar la integrada por los cónyuges y, si los hubiere:

  • Los hijos menores de 18 años, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientemente de estos.
  • Los hijos mayores de 18 años incapacitados judicialmente.

2. En ausencia de matrimonio o en los casos de separación legal:

Es unidad familiar la formada por el padre o la madre y la totalidad de los hijos que convivan con uno u otra y reúnan los requisitos señalados para la modalidad anterior (menores de 18 años o mayores incapacitados).

Importante:

  • En las parejas de hecho y en los casos de divorcio con guarda y custodia compartida, solo uno de sus miembros (padre o madre) puede optar por la tributación conjunta con los hijos. El otro miembro de la pareja debe declarar de forma individual.
  • Sólo puede presentar declaración conjunta con el hijo el progenitor que conviva con él. Si es distinto del que luego ponemos en la beca, nos puede suponer problemas para obtenerla (nos dirán que “falta un miembro computable”)

La vivienda habitual

La vivienda habitual de la unidad familiar está excluida de los cálculos de los umbrales de patrimonio de las becas. Por ello, es importante que figure correctamente reflejada en la declaración de la renta, incluida su referencia catastral, que podemos obtener en un recibo del IBI o en la sede del Catastro inmobiliario.

Si desea cambiar su domicilio fiscal, puede hacerlo presentando el modelo 030.

Se asimila a la vivienda habitual, estando también excluidas del cálculo del patrimonio en la beca, las plazas de garaje, con un máximo de dos, y de los trasteros y anexos adquiridos conjuntamente con la vivienda, siempre que se trate de fincas registrales independientes.

ViviendaFamiliar

Las Becas, ayudas y subvenciones (Becas, PIVE, Ayudas sociales, etc.)

La convocatoria de becas incluye una serie de umbrales de patrimonio que no podemos superar, entre los que se incluyen las ganancias patrimoniales.

Como norma general, salvo que la Ley expresamente lo indique, todas las subvenciones o ayudas recibidas por personas que no realizan actividades económicas, tienen la consideración de ganancias patrimoniales, por lo que están sujetas y no exentas en el Impuesto sobre la Renta.

Las que reciben las personas que realizan actividades económicas, pueden tener la consideración de rendimiento de la actividad o de ganancia patrimonial, según el destino de la subvención o ayuda, y deben declararse en otros apartados diferentes.

Sin embargo, cada una de estas subvenciones o ayudas puede tener un tratamiento diferente en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por lo que para comprobar si deben o no declararse, conviene, en primer lugar, consultar el acuerdo de concesión de la ayuda, que, si está exenta, recogerá esta circunstanciaSi se desconoce o no se tiene acceso al acuerdo de concesión, se puede consultar el régimen tributario de la ayuda recibida en el Servicio de Información RENTA, 901 33 55 33 (de lunes a viernes de 9 a 19 horas).

Importante:
Es importante confirmar que la ayuda la estamos declarando correctamente ya que, por error, se suelen incluir incluso las exentas en algunas casillas genéricas, como la 266, y esto, si bien no afecta al resultado de la declaración, sí puede suponer la denegación de la beca.

subvenciones

 

A modo de ejemplo mostramos los casos más frecuentes:

  • Las ayudas del Plan PIVE están sujetas al impuesto. Suelen ser las que más sorpresas dan, pero solo debe incluirse el importe de la ayuda publica.
  • La beca MEC del curso anterior no se declara en la renta.
  • Las ganancias patrimoniales obtenidas por el donatario en las donaciones, o por el heredero en las herencias, tampoco se declaran en el Impuesto sobre la Renta.
  • En el caso de recibir ayudas sociales, ayudas por alimentos, ayudas básicas, es importante consultar en la Agencia Tributaria antes de incluirlas. En muchos casos están directamente exentas de tributación, y en otras tienen la consideración de rentas del trabajo.
  • Las ayudas por delitos de violencia de género están exentas.

Más información

Desde hoy está abierta la campaña de la Renta 2015 en el portal de la Agencia Tributaria, donde podéis encontrar el resto de información: Campaña Renta 2015